EL MONSTRUO DE LA VIVIENDA

Autor/a

Editorial

EAN

9788418283161

Pàgines

160
Este ensayo ilustrado mordaz toma una cosa cotidiana aparentemente simple, una casa, y analiza las relaciones sociales que la rodean. Pasando de pensamientos e inte­racciones intensamente personales a fuer­zas políticas y económicas a gran escala, se lee alternativamente como el diario de un trabajador, un cuento, una psicología de la vida cotidiana, un relato histórico, una introducción a la crítica marxista de la economía política y un fanzine enojado.nUn paso importante para deshacerse de los monstruos, es dejar de pensar que son monstruos. El capitalismo significa barrios periféricos y barrios marginales, urbanizaciones de lujo y guetos. Significa desahucios y pago de depósitos, pisos fríos, mohosos, infectos pero caros. Significa tra­bajos repetitivos, aburridos y peligrosos, desempleo y falta de vivienda. Significa aislamiento, fraternidades imaginarias y verdaderas comunidades conservadoras, prejuicios, racismo y corrección política. Significa especulación y regulación, creci­miento y recesión, crisis y guerra. Significa caseros y prestamistas usureros, policía y políticos, burócratas y jefes.nnUn análisis completo y de fácil lectura de la lucha en el sitio de construcción y cuáles son las condiciones para la lucha en la ciu­dad y por la tierra.n—Kämpa Tillsammansnn¡En parte una guía ilustrada de Marx, en parte un análisis de las consecuencias cotidianas de producir y consumir vivien­das como una mercancía, y en parte un llamado revolucionario a las armas!n—Aufhebennn0,75ç de la venta de cada ejemplar irán destinados a la campaña “Guerra a Cerberus” del Movimiento por la Vivienda de Catalunyann nProle.infonnProle.info es un trabajador estadounidense anónimo cuyos escritos e ilustraciones se pueden encontrar en www.prole.info. Es autor e ilustrador de Abolir los restaurantes y Trabajo, comunidad, política, guerra. Vive en Washington, DC.n“Prole” es la abreviatura de “proletario”, una palabra utilizada por Karl Marx para describir a la clase trabajadora bajo el capitalismo. Somos todas las personas en esta sociedad que no poseemos una propiedad o un negocio del que podamos ganar dinero y, por lo tanto, tenemos que vender nuestro tiempo y energía a un jefe; estamos obligados a trabajar. Nuestro trabajo es la base de esta sociedad.nNo somos solo una categoría sociológica. El trabajo y la sociedad que surge de él son alienantes y miserables para nosotros. Luchamos constantemente contra las condiciones de nuestra vida. El simple hecho de defender nuestros propios intereses nos pone en conflicto con jefes, burócratas, terratenientes, policías y políticos de todo el mundo. Estas luchas cotidianas son el punto de partida para socavar el capitalismo. No somos solo la clase trabajadora; somos la clase trabajadora que lucha por acabar con el trabajo y la clase, y la sociedad construida alrededor de ellos.nLa experiencia de quienes se ven obligados a trabajar y luchan contra la sociedad basada en el trabajo genera cierto tipo de ideas. Cuando luchamos activamente por nuestros propios intereses, estas ideas se solidifican en una perspectiva subversiva y anticapitalista. A esto a veces se le ha llamado “comunismo” o “anarquismo”. No necesitamos grupos políticos que nos traigan estas ideas, pero debemos pensar en cómo luchar por nosotros mismos.nn nn

15.00

No Disponible

Esgotat

Et pot interessar...

OTRA HISTORIA DEL KONSEJO DE TRIBUS

Disponible

10.00

Subscriu-te

Vols estar al corrent dels actes i cursos que organitzem i rebre les nostres recomanacions de lectures? Subscriu-te al nostre butlletí i rebràs cada 15 dies una actualització amb totes les novetats

Llibreria crítica Benimaclet (València)

Horari

De Dimarts a Divendres:
11:00 – 14:00 i 17:30 – 20:30

Dissabte:
11:00 – 14:00

Dilluns i Diumenge:
Tancat

Legal

Política de privacitat
Avís legal
Política de galetes
Contacte

Todos los derechos reservados© 2024 La Repartidora.
Diseño web realizado por Xufa Estudio

Close